“In Bolivia the process of insurgency has not been completed on the side of the art”

says Max Jorge Hinderer published by Cambio, La Paz 15-02-2011

click image above to read full article on the exhibition and the climate of social change in Bolivia (Spanish language) on http://www.cambio.bo/noticia.php?fecha=2011-02-15&idn=38872

En Bolivia la insurgencia aún no fue completada en el arte

Culturas

Uno de los curadores de la muestra contemporánea ‘Principio Potosí’, el boliviano-alemán Max Hinderer, dice que una élite burguesa aún tiene el dominio de la producción cultural.

EDWIN CONDE VILLARREAL

Cambio

En Bolivia, puede ser que el arte no tenga el mismo papel que en otras sociedades, pero la actual conciencia local con las morenadas —por ejemplo— como una representación ‘nacional-popular’ es algo que se maneja en las calles en lo popular, allí hay una insurgencia frente al dominio cultural, pero en los aparatos de producción y expresión cultural administrados de forma burocrática y que siguen el dogma de la administración, allí aún no se ha dado la revolución cultural.

El planteamiento corresponde a Max Hinderer, que junto a Alice Creischer y Andreas Siekmann son los curadores que concibieron y ejecutaron la idea de la muestra Principio Potosí que se inaugura el 22 de febrero en el Museo de Etnografía y Folklore (Musef) y Museo Nacional de Arte (MNA) de la hoyada paceña. El proyecto de arte  que ya se exhibió en 2010 en Madrid y Berlín mostrará una cincuentena de obras entre coloniales potosinas y contemporáneas de varios sitios del mundo que se enfrentan para mostrarnos el lado no representativo del arte.

“La pintura potosina y toda la economía de la época fue fuertemente diseñada en su función por Felipe II, que tenía un aparato de leyes de 1570 a 1580, que consistía en la monopolización del sector de la salud pública, la capitalización de la fuerza de trabajo,  la administración del estatus de humanos vinculado a la producción minera y que a la vez estaba estructurada por el trabajo tributario que fue la mita”, explicó Hinderer quien se refiere a la generación de un sistema global.

El sistema global es el capitalismo colonial y el proceso por el que la riqueza de Potosí fue trasladada a Europa a partir de los sistemas de despojo y de explotación.

La muestra es también ese “principio” de esa historia, la historia del capitalismo mundial, pero una historia que aún está vigente en el mundo.

“Lo que se intenta desde un punto de vista estético es de mostrar el lado no representativo del arte, es revelar el lado oscuro del arte, el lado de su función, pese a que el arte siempre tuvo una función ideológica que está vinculada a un funcionamiento económico”, mencionó Hinderer.

El curador y crítico de arte considera que en el sistema de arte contemporáneo, desde los museos de arte, se tiene una función estrictamente occidental. Parecido al arte que impuso la contrarreforma en Bolivia antes del Virreinato del Perú, que estaba estructurada con base en los intereses occidentales en el territorio andino. Y sigue teniendo esa misma función, y en lo que se refiere también a toda la política cultural de un país. En el ejemplo de la celebración de la morenada es una representación del arte pero que sucede fuera de las instituciones del arte. “Actualmente son otras las fuerzas del neoliberalismo que tienen un dominio sobre la producción artística y que ya no es necesariamente la Iglesia Católica, son otra clase de fantasmas del individuo que son reproducidos por el arte”, añadió Hinderer.

El arte va a servir a las élites financieras y políticas, pero puede cambiar siempre dependiendo de qué gobierno se encuentre vigente, por eso interesa el fundamento del funcionamiento ideológico del arte, cómo se ha perpetuado en las instituciones, para cuestionar su razón de ser, y será cuestionado desde el punto vista de varios artistas contemporáneos del mundo. Una serie de actividades paralelas se ha programado junto a la muestra Principio Potosí, con la participación de artistas e intelectuales bolivianos y del exterior. La exposición motivó críticas y reflexiones en Alemania y España.


El proceso de cambio y el ‘lado oscuro’ del arte

Si el actual proceso revolucionario en Bolivia tiene algo como un ‘lado oscuro’ es que las élites aburguesadas aún mantienen el dominio sobre la producción cultural, mencionó Max Hinderer, uno de los curadores de la muestra Principio Potosí.

El experto considera que en las instancias donde se origina la producción artística aún no se ha completado la revolución cultural.

Entre las 50 obras contemporáneas que se exhibirán en la muestra hay desde instalaciones, dibujos, performance y cuadros en todos los estilos.

El propiciar este diálogo crítico entre obras de arte del pasado colonial boliviano y obras contemporáneas motivó una serie de situaciones complejas e inesperadas en Alemania y España, agregó.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: